Utilizamos cookies propias y de terceras para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar, consideramos que aceptas su uso. Más información en Aviso Legal aceptar

Tiffany Studios

Publicado: 04/12/2017
Categorías: La Vintagería

Estos fueron los nombres que recibió a lo largo de los años:
- Louis C. Tiffany & Company (1878-85);  
- Tiffany Glass Company (1885-92); 
- Tiffany Glass and Decorating Company (1892-1900); 

- Artes aliadas (1900-1902);
- Tiffany Studios (1902-32).
- Stourbridge Glass Company (1893-1902) proporcionó soporte de producción adicional;
- Tiffany Furnaces, Inc. (1902-19);
- y Louis C. Tiffany Furnaces, Inc. (1920-28).

Tiffany era hijo de Charles Lewis Tiffany (1812-1902), fundador de la exitosa e influyente firma de joyería Tiffany & Co. pero decidió seguir un camino diferente quizá porque en un viaje de pintura a Europa, se impresionó con las vidrieras italianas y francesas y comenzó a experimentar con diferentes tipos de fabricación de vidrio a finales de la década de 1870.

El caso es que Louis supo crearse su propia reputación, más allá de la de su padre diseñando vidrieras, sus famosas lámparas de colores, mosaicos de vidrio, vidrio soplado, cerámica, joyas, esmaltes, carpintería metálica y bellezas como la pequeña bandeja que acabamos de incorporar a nuestro catálogo.

El estudio de Louis Tiffany no era una empresa simple. Necesitaba trabajadores especializados para lograr sus objetivos. Bajo la supervisión de Tiffany, equipos de talentosos diseñadores y artesanos trasladaron su visión a los bellos objetos (jarrones de vidrio soplado, ventanas de vidrio emplomado y lámparas, cerámica, joyería y más) que cautivaron una época. 

En 1901, Tiffany estaba en la cima de su profesión, con una posición en decoración comparable a la de McKim, Mead y White en arquitectura. Pero la alta sensibilidad victoriana y la densa decoración de Tiffany cayeron en desuso a partir de la década de 1910, cuando la aparición de nuevas formas de arte reflejaba un desdén por el pasado.

En la década de 1920 se había instalado una fundición para una compañía de bronce separada, y en 1932 Tiffany Studios se declaró en bancarrota. La propiedad del complejo pasó a Roman Bronze Works, que había servido como subcontratista de Tiffany en años anteriores.

La mítica
Tiffany & Co. de Desayuno con diamantes sigue existiendo.

Añadir un comentario